logo fondec

12:30

Noticia

2017-08-09

Conocemos a Sergio Jara, escultor y muralísta.

Sergio Darío Jara Mendieta nació en Asunción el 5 de marzo de 1981. Egresado de la carrera de Artes Plásticas recibió el título de Profesor Superior en Artes Plásticas en la especialidad de Escultura, del Instituto Superior de Bellas Artes en el año 2009. Actualmente cursa el cuarto año de la carrera de Arquitectura y Diseño, además imparte clases particulares de dibujo y escultura en su taller propio y realiza murales en relieve de gran formato.

En el año 2016, recibió el financiamiento del FONDEC para hacer realidad su proyecto de creación de murales en un barrio de la ciudad de Quiindy. Así solventó sus gastos en materiales y cubrió todo lo referente a mano de obra y logística. Con su trabajo y el de su equipo, logró convertir a ese barrio en un lugar pintoresco haciendo un homenaje a los fabricantes de pelotas que allí viven.

“Fue una enorme satisfacción recibir la noticia de adjudicación del proyecto, ya que el proceso de diseño y marco teórico fue muy largo. Cuidamos todos los detalles, investigamos y analizamos cómo se realizaría, porque mucha gente estaba pendiente de este proyecto que ahora es una hermosa realidad”, nos cuenta Sergio.

Su objetivo, así como el de sus compañeros artistas, es contribuir desde el lado artístico a reforzar la identidad de una comunidad, revitalizar un sector determinado con diseños coloridos y características propias de su gente, sus actividades, anécdotas y forma de vivir, condimentos que inspiran a los artistas a realizar una obra enriquecida en esos aspectos. En este caso fue el Barrio de Artesanos de cosedores de pelotas de la ciudad de Quiindy.

“Porque el Muralismo es arte público, es compartir, involucra a todos, quienes ven, quienes hacen, es una forma de comunicación, testimoniar algo, y si nos enseña algo, mejor”, reflexiona el muralista.

Sergio considera necesario el apoyo económico en recursos para el arte. Cree que debe ser prioridad para el gobierno.

“Existen muchos jóvenes talentosos que merecen una oportunidad para formarse. Faltan talleres de expresión artística en el interior del país, crear toda una movida artística de descentralización del arte, no despilfarrar estos recursos económicos, sino con proyectos serios y comprometidos enseñar arte a los barrios y comunidades menos favorecidas”, nos comenta.

Aunque ya ha realizado muchos trabajos que lo han llenado de satisfacción, aún le queda un sueño por cumplir, organizar un encuentro de arte público en Paraguay, en la especialidad de escultura o murales, porque le gustaría que las plazas, entidades públicas o privadas cuenten con obras artísticas como patrimonio cultural.

Video del evento